Los blogs hipsters como medios nacionales

Como sucede por acá con una tapa de Clarín, un informe de 678 o una reseña de Avatar, en un grupo de blogs musicales publicados desde los Estados Unidos el puterío es rey. Cada reseña causa adhesiones y rechazos enérgicos, las listas de discos del año tienen un sentido político muy marcado, y muchos textos o selecciones son una respuesta directa (y contraria) a otras publicaciones. Esta comparación básica sirve para que puedan introducirse en el panorama del periodismo sobre la música indie, y para que elijan ustedes a quién creerle...


Pitchfork: el sitio con mayor influencia en el indie. Reseñas que deciden el futuro de un disco, sus ventas y el éxito de los artistas. Los puntajes de las críticas incluyen, insólitamente, números decimales, según los cuales el último LP de Animal Collective es mejor que Let It Be por 0,5 puntos. La innecesaria maña de los redactores sobre algunos discos y bandas incluye argumentos insostenibles, referencias erradas y juicios imperdonables (los dos discos de MGMT apenas superan los 6 puntos). A su vez, miles de comentarios en blogs ajenos intentan entender cómo Animal Collective no baja de un 8, o qué le ven los críticos a Wavves, como también acusan a ciertas bandas de ser serviciales con su música a un buen puntaje por parte de algún miembro del sitio. Sin embargo, como el gran diario argentino, P4K tiene entre sus filas a columnistas y redactores que entregan grandes piezas, y aportan un poco de calidad.


Antiquiet: esta comparación es bastante vaga. En primer lugar, porque puedo disfrutar el hecho de leer un post entero de este sitio, mientras que nunca llegué a ver un informe completo de los kichneristas. Sin contar que los redactores de Antiquiet sí tienen una trayectoria intachable, lo hacen por la pasión y la página no les cuesta 600 mil pesos. En fin.

¿En qué se parecen? Antiquiet ha sabido posicionarse como el principal medio con un paradigma opuesto al de Pitchfork. Algunas de sus reseñas, y principalmente un post en contra de la enésima declaración de la muerte de la música, resultan un faro para quienes quieren poner el foco en otro tipo de bandas, y de paso tirarle un palito a los P4K, los Spin y los Paste. El sitio incrementó su popularidad cuando uno de sus miembros fue detenido por subir unas canciones de Chinese Democracy, de los Guns N' Roses, antes de que saliera a la venta. Ah, también pueden ingresar tipeando www.pitchforkcaneatadick.com.


Hipster Runoff: Pitchfork publica una reseña. En la sección Alt Report, Carles la analiza, publica un post en un lenguaje formalísimo sobre esa reseña, y todo termina en unas preguntas bastante abarcativas y burlonas. HR tiene de punto a Pitchfork y a su zeitgeist desde hace bastante, si bien se ocupa de otras cuestiones, y ya ha recibido alguna mención. Que publicó en un post, y analizó con sarcasmo...


Rolling Stone USA: no es que la edición nacional valga la pena, si baja de allí el 60% de las notas. Pero la estadounidense lanzó un número con sus 40 razones por las cuales entusiasmarse con la música. La número 1 son los Black Eyed Peas. No se molesten en buscarla porque no se puede leer online. Y RS ni siquiera es hipster: la mayoría de sus nuevos artistas que escuchar ya pasaron por algún programa de late night.

2 comentarios:

Fermín Enrique Ramirez dijo...

Excelente trabajo Gacitúa. Acertado y lúcido, ante tanta parafernalia mediática.
Revisaste los mixtapes que hace Bradford Cox? Altamente recomendables, TODOS.
Frisco, un abrazo desde Bahía

Jotafrisco, la ira de Dios dijo...

¡Fermín! Muchas gracias. Justo ayer iba a tirar una punta a tu post sobre el patrimonio bahiense. Así que ahora va. Un abrazo.