IndieHearts no tiende vías




Así que ayer me calenté en serio y les hice varios chistes picantes a los miembros de IndieHearts. Venía señalando, sin mencionar directamente, los avatares de un grupo de bloggers que sacan de la galera noticias de artistas del Indie como si fueran propias, y mucho tiempo después de que hayan sido anunciadas en múltiples publicaciones. En muchas ocasiones esto se dio un rato después de que yo haya publicado el tip en mi Twitter, pero no puedo ni quiero adjudicarles malas intenciones: en definitiva, pasar la información me cuesta dos míseros clicks.

La cuestión no tiene una relación directa con el hecho de que a partir de la tercera página del archivo de noticias del sitio, se ve que rara vez mencionan una fuente: sería una calentura particular e injusta al no tener en cuenta ejemplos peores (Planeta Boca Juniors, el exitosísimo blog comandado por un estudiante de Administración de Empresas, tiene la estricta línea editorial de robarse alguna foto de un diario y ponerle la marca de agua del sitio para armar algún post). Tiene que ver con los horrores éticos en los que termina cayendo un espacio que, elementalmente, se dedica a divulgar información, a poner cosas a la luz, y a funcionar en contrapartida a los medios musicales masivos.

Acá existe un blogroll con una parva de links, y cada información, sea twitteada o posteada, lleva sí o sí el nexo al lugar desde donde proviene: "(Vía nombredelsitio)". Y esto no es una chupada de medias constante, o un ejercicio de falsa modestia: es abrirle una puerta más a ustedes, mostrarles un nuevo camino por el que moverse y descubrir, disfrutar, divulgar y reproducir. Es difundir cultura y dejarles las herramientas para que ustedes mismos accedan. Es sabido que ya no podemos depender plenamente del estado para satisfacer nuestras necesidades culturales. Tampoco es el momento de esperar lo mismo de 8 muchachos. Si fuera una estrategia obsesivamente elaborada para mantener los 800 seguidores en Twitter, y las miles de visitas que deben recibir en el sitio, no va a durar demasiado: usualmente debernos movernos de nuestros blogs preferidos para buscar algún link de descarga. No dependemos totalmente de nadie para conseguir la información. Mas si es la ignorancia de una regla básica (que me extraña que ninguno de los 8 redactores piense en respetar con más frecuencia), la situación se torna aún peor: es un medio independiente en Internet actuando como cualquier diario argentino.

No conozco a ninguno de los encargados del sitio, pero lamentablemente debo decirles que muchas de las cosas que me ponen los pelos de punta por parte de los blogs musicales están presentes en la publicación que mantienen con –hay que admitir- bastante dedicación. Ya habrá otra ocasión para hablar de los términos innecesariamente escritos en inglés (la sección News! que presenta noticias en castellano, la sección Reviews y las reseñas en castellano…), el tic de postear anticipos de discos y otras noticias sin ningún peso propio y la horrenda costumbre de llenar los títulos y tweets de terminología adolescente (el famoso <3). Ahora estaría bueno que planteemos un debate, que nos preguntemos qué estamos haciendo ellos y yo, o que esbocen algún pedido para que la corte con los chistes. Dejar de seguirme en Twitter no soluciona ningún problema.

ACTUALIZACIÓN: como para apaciguar nuestros temores, ahí postearon las dos canciones de Animal Collective. Mencionaron la fuente.

1 comentario:

Fermin dijo...

Frisco, man, lúcido y certero.
Pd: Siempre me gustó mucho Fear of ... de T.H.

Salut